CAPITOLO DUE

Venezia, la famosa ciudad del noreste italiano. Si imaginaras a Italia como una bota, estaría justo sobre la pantorrilla, a la altura del hueco poplíteo. Está rodeada por varias extensiones de tierra, que aparecen durante la marea baja, llamada Laguna, y su exótica maravilla que deriva del laberinto de canales que la atraviesan, así como de las numerosas iglesias y grandes edificios que mantienen el aspecto de cuando el comercio mediterráneo estaba en su apogeo en los Siglos XIV y XV.

De noroeste a sureste, atravesando el centro de la ciudad, discurre el Canal Grande, un gran canal en forma de S invertida. Aproximadamente en su centro, es atravesado por un gran puente de arcos de mármol, llamado Ponte di Rialto, de unos 28 metros de longitud.

La zona de Rialto se encuentra entre las más frecuentadas de Venezia. En los alrededores del puente se venden joyas, encajes, artículos de cuero y el famoso cristal veneciano, y es aquí donde se pueden encontrar cientos de turistas a diario. Incluso ese día había un gran bullicio, entre turistas que gastaban voluntariamente ríos de dinero y carteristas que buscaban una manera fácil de abrirse paso en sus bolsillos.

Seguir leyendo CAPITOLO DUE

INTERLUDIO

El joven deambulaba por las caóticas calles escondidas detrás de los edificios de Venezia. Su cuerpo era tan delgado que parecía estar enfermo. Pero, aun así, su mirada era aguda y miraba a su alrededor con atención.

Era Pannacotta Fugo, el misterioso joven que había intercambiado palabras con Coniglio y luego había desaparecido repentinamente. Caminaba hacia un edificio que se encontraba en la parte trasera de la Piazza San Marco. Allí, entre un grupo de viejas casas color té, estaba la guarida de la banda que gobernaba Venezia.

En una habitación que alguna vez fue una bodega. Tal vez las renovaciones seguían en curso. Esparcidos por el lugar todavía había varios sacos de cemento, palas y picos.

Seguir leyendo INTERLUDIO

Capitolo 1

El lugar más vacío en todo el mundo es una habitación de hotel luego del check-out.

La cama sin hacer, la bata de baño y las toallas tiradas en un rincón, la ventana cerrada, el bloc de notas lleno de garabatos, el bolígrafo tirado en el suelo, el olor a espuma de jabón girando por el desagüe…

Hace poco había alguien. Ahora se habían ido y no quedaba nada en la habitación a excepción de un ligero vestigio.

La chica estaba en una habitación como esta, vacía.

Abrió la ventana y la brillante luz de la tarde se vertió en cada grieta. El cielo era azul y estaba limpio.

El mar que se podía ver debajo oscilaba entre el verde y el cian, salpicado de puntos blancos, con un azul tan profundo que parecía arrastrarte, una mezcla de colores que lo hacían brillar como una piedra preciosa.

Seguir leyendo Capitolo 1

Prologo – JJBA

—Sé que has sufrido mucho por las cosas que sucedieron, pero no es posible salvar a todos. Las elecciones que puedes tomar son demasiadas y el mundo es muy complejo. Ni tú ni yo podemos saber qué opción es la correcta y cuál no lo es… —Dijo el joven sin detenerse a respirar.

Era un joven extraño, en su ropa colgaban grandes broches en forma de mariquitas.

Su mirada estaba llena de determinación, lo que mostraba que hablaba con el corazón.

Era como si emanara una especie de luz dorada.

Un rayo de luz dorado capaz de alcanzar incluso la parte más profunda de su alma.

Sin duda, también en él fluye la orgullosa sangre que por generaciones ha estado en las venas de los descendientes de la familia Joestar.

Esa hermosa luz dejó una marca en el corazón de aquella chica.

— Nosotros elegimos este camino, y no estoy avergonzado de ello. Espero que sea lo mismo para ti. Realmente espero que sí.

Con aquellas palabras, el joven dejó la iglesia y comenzó a caminar hacia la batalla final. La chica, mirando su figura, había percibido la heroica fuerza de su determinación y estaba llena de más respeto por él de lo que había sentido por nadie antes.

El camino de su lucha, tal vez, estaba iluminado por esa luz dorada.

Un pensamiento cruzó por su mente.

Así como él va a pelear su batalla… entonces yo… entonces yo…

Capítulo 15 — Una niña torpe

Las rondas clasificatorias de hoy han terminado, y el verdadero torneo será el día de mañana, eso es lo que me dijeron cuando regresé a la sala de espera.

Los oponentes de mañana serán decididos por un sorteo después de cada pelea, por lo que no será por grupos, pero la pelea final ya ha sido programada.

Parece que el comandante de los caballeros-sama va a estar en el combate final como se esperaba.

Seguir leyendo Capítulo 15 — Una niña torpe

Futago no Ane ga Miko Toshite Hikitorarete, Watashi wa Suterareta Kedo Tabun Watashi ga Miko de Aru – Capítulo 1 (Teaser)

Capítulo 1 – La chica es abandonada

La miko es alguien amada por Dios, alguien que algunas veces aparece en este mundo.

Esa persona es bendecida por el mundo, y la tierra que habite la miko siempre será prospera, ya que Dios nunca permitirá que ese lugar se convierta en ruinas.

La miko también tiene poderes especiales, y aquellos bendecidos por la miko siempre tendrán una buena fortuna.

La miko es alguien amada por Dios, y es un ser que la gente quiere tener en sus vidas.

Mi nombre es Lerunda, y estoy sola en medio del bosque.

Hasta hace unos momentos, tenía algo que podía ser llamado una familia, pero fui completamente abandonada por ellos.

La razón es simple. Cuando se decidió que mi hermana mayor era una chica amada por Dios, la miko, se la llevaron a algún lugar junto a mis padres.

Somos gemelas, pero no me parezco a ella en nada. Ella es bonita, hasta el punto en el que la gente no podía creer que era hija de nuestros padres. Nuestras características faciales son diferentes, y con solo verla puedes decir que es alguien especial. En nuestro pueblo, la gente la mimaba y la apoyaba por lo hermosa que era, a pesar de que todavía era una niña. Y gracias a ella, nuestra familia era rica para ser una familia de aldeanos.

Me trataban de forma muy diferente porque no era tan bonita como ella. No conseguía mucha comida, por lo que tenía que conseguir comida fuera del pueblo. Por extraño que parezca, nunca fui atacada por monstruos y siempre encontraba comida.

No sabía nada sobre el mundo fuera de nuestro pueblo, o cómo sobrevivir por mi cuenta, y aunque logré mantenerme con vida, estaba asustada del exterior y nunca tuve el coraje de abandonar el pueblo para siempre.

Como si mi hermana fuera una princesa, y yo fuera menos que un sirviente.

Me dijeron que debería morir de una vez, pero comía bien, así que no podía. Los aldeanos también me decían que no merecía ser su hermana y me arrojaban cosas. Afortunadamente, nunca me daban, lo cual les hacía pensar que era muy espeluznante.

Otras cosas pasaban, como que mi madre se tropezaba y caía cada vez que me levantaba la mano, o que una serpiente pasara por debajo de mi padre cuando trataba de patearme, lo cual hacía que saltara y se lastimara. Fue gracias a esto que evitaba su violencia, pero la gente comenzó a decir que era una dios de la peste, y que si se involucraban conmigo, solo les traería mala suerte.

Pero ese día… cuando los sacerdotes vinieron a nuestra casa y mi hermana fue nombrada como miko, me pregunté si en realidad yo era la miko.

De esa forma, tendría sentido que ningún monstruo me atacara cuando dejaba el pueblo, o que algo siempre los detuviera cuando trataban de levantarme la mano

…..Pero al final no fue nada más que un pensamiento, y no tenia una forma real de saberlo.

Pero ahora que mis padres me dijeron que no me necesitaban, me echaron del pueblo, y caminé sola por el bosque. Realmente tengo el presentimiento de que soy la miko, después de todo, siempre encuentro comida y no me han atacado ni una sola vez.

Incluso un amigable caballo vino a mi rescate antes de que me empezaran a doler los pies. Creo que el caballo es un monstruo, porque es más grande que los caballos del pueblo y está corriendo por el cielo, pero es un caballo muy amable.

Mientras montó el caballo, pienso en lo que debería hacer a partir de ahora. ¿Qué quiero hacer?

Creo que soy la miko. El sacerdote que nos visitó solo nos dijo que la miko era una niña de esa casa, y nuestro padres solo le mostraron a mi hermana y no le dijeron que tenían otra hija.

No creo que ella sea la miko, pero no hay forma de verificar si alguien es la miko.

Siendo honesta, no tengo idea de a dónde se dirige el caballo. Nunca he visto un mapa, así que no sé lo que encontraremos si seguimos avanzando.

Pero si realmente soy la miko, debería estar a salvo sin importar lo peligroso que sea el lugar que nos espera.

Tranquilamente esperé a que llegáramos a nuestro destino, pero me sorprendió mucho ver que llegamos a un nido de grifos.

Los grifos me tratan muy bien. Comparten su comida conmigo y me dejan montar sus mullidas espaldas.

No sé lo que me va a pasar, pero de alguna manera sobreviví, y decidí tomármelo con calma.

“…Encontrar ….objetivo.”

Por el momento, supongo que mi meta es tener un objetivo.

Pero está bien, porque estoy durmiendo con los pequeños grifos en su nido.

—La chica fue abandonada.

(La chica, que probablemente es la miko, está durmiendo entre los grifos.)

Capítulo extra (Yuri in Which the World Will End in Ten Days)

“Dime, Riri-chan, ¿cuando es tu cumpleaños?”

Le di una fecha de Junio. Pero, por supuesto, aún faltaba más de un mes.

“Entonces no podemos celebrarlo… qué mal.”

Ella forzó una risa, no parecía estar decepcionada.

Me sentí un poco molesta. Su actitud, especialmente la forma en la que aceptó tan fácilmente que no habrá una fiesta, me molesta por completo. Y aquí estaba, a punto de preguntarle lo que haría si el mundo no llegara a terminar. Pero, de nuevo, no tenía sentido preguntar. Después de todo, sabía con certeza en este momento que no celebraría mi cumpleaños.

Seguir leyendo Capítulo extra (Yuri in Which the World Will End in Ten Days)

Capítulo Final (Un Yuri en el que el mundo terminará en diez días)

Déjame contarte la historia de una maldita mujer loca e irritante.

Por favor no me malentiendas; no suelo hablar así. Estoy haciendo una excepción por ella, y solo por ella.

En primer lugar, me gustaría preguntarle a mi hermana por qué salió con una mujer así. Sin importar cuanto lo pensara, simplemente no podía verlas bien como pareja.

Esa mujer, ella creía que el mundo iba a terminar.

Seguir leyendo Capítulo Final (Un Yuri en el que el mundo terminará en diez días)