1.1 A pesar de las apariencias, cualquiera puede corromperse

Hoy me desperté mucho antes del amanecer y fui al baño. Lentamente abrí mis ojos mientras me lavaba los dientes y veía a la niña que se reflejaba en el espejo. Mi cabello rojo seguía siendo un desastre y mis extremidades delgadas y mi pecho plano son propios de una niña. Estoy cansada de verme así siempre, no he cambiado en 5 años. Lavar mi cara con agua fría me ayudo a quitarme está sensación de pesadez y a volver a ser yo misma. Ser capaz de despertarme tan rápido y eliminar todas mis emociones eran una de mis mejor habilidades.

Rápidamente me sequé el cabello con magia y lo até. Entonces me puse mi uniforme verde oscuro hecho a la medida y me coloqué la insignia de mi rango en el pecho. finalmente, me puse la gorra, agarré mi gran maletín café y bajé por las escaleras.

Seguir leyendo 1.1 A pesar de las apariencias, cualquiera puede corromperse

La historia de una chica que todas las noches besa a su hermano en secreto

Autor: Hanazono Tofu (華園とうふ)
Traductor de la versión en inglés: Amano.
Editor de la versión en inglés: lynn
Traducción en español: Baka Senpai

<<Punto de vista del hermano>>

Recientemente, he tenido sueños extraños.

En esos sueños, mi hermana, Hinata, me besa.

Esos momentos se sienten increíblemente reales.

Puedo recordar con claridad la suavidad de sus labios, la calidez y el olor de mi hermana… Hinata Himari.

La forma en la que mi hermana roba mis labios, vistiendo su Gelato Piqué(1).

Seguir leyendo La historia de una chica que todas las noches besa a su hermano en secreto

Los resultados de dos personas que no están ni cerca de escribir una historia

Autor: Ninja No Satou (忍者の佐藤)
Traducción en inglés: American Faux (Antoinette Vanessa)
Traducción en español: Baka Senpai

Como profesor de japonés de secundaria, le di una tarea poco común a mis chicos de primer año.

“Entre dos personas se van a turnar para escribir un cuento y luego me lo tienen que enviar.”

Por ejemplo, el estudiante A va a escribir la primera escena, luego el estudiante B va a escribir la segunda escena. Entonces el estudiante A va a escribir la tercera escena, el B la cuarta escena y así sucesivamente hasta el final.

Su tarea acabará bien si los dos estudiantes trabajan juntos. Normalmente, dos personas que ya se conocen bien deberían trabajar juntos para lograrlo, pero había una pareja muy incompatible.

El primer alumno de ese par se llama Katagiri. Es impaciente, testarudo y propenso a enfadarse. Como todos evitaban emparejarse con él, se quedó solo. El otro estudiante se llama Wajima. Se tardó mucho, la clase ya había terminado de emparejarse cuando comenzó a buscar un compañero. Aunque también fue ignorado debido a su gusto por las bromas obscenas.

***

Seguir leyendo Los resultados de dos personas que no están ni cerca de escribir una historia

Capítulo 11 — Marii en el Fondo

Paso por una colina en mi trayecto a la casa de Marii. Desde la cima de esa colina, no solo podía ver la casa de Marii, también podía ver varias áreas sombreadas bajo algunos árboles en dónde podía descansar. Es un lugar que me gusta bastante.

Cuando voy a la casa de Yukari, ya sea que lo planeara o no, siempre me aseguraba de detenerme en esa colina.

Algunas veces, Yukari salía a su jardín a regar el pasto o armar sus modelos de plástico o reparar algunos electrodomésticos o jugar con sus hermanos. Hay ocasiones en las que me siento a verla.

…Es posible que esto me haga sonar como una acosadora.

Pero verla ahí tranquiliza mi alma.

Seguir leyendo Capítulo 11 — Marii en el Fondo

Capítulo 10 — ¿Marii y la ciencia ficción? (Extra)

Un día, mientras almorzábamos.

Por primera vez, Tenjou Nanami había venido a nuestro salón, pero no para pelear (bueno, al menos no tanto como de costumbre); en cambio, se sentó con nosotras y almorzamos juntas. Pero, poco después de cerrar la caja de su bento, sus labios formaron una sonrisa y comenzó a hablar.

“…Oye, Marii. Últimamente he estado muy interesada en la ciencia ficción, ¿y qué crees…?”

Vino a hablar sobre eso, ya se me hacía raro que se comportara de forma tan amigable. Es por eso que me preparé para lo peor, pero Yukari miró con felicidad a Tenjou y asintió, ansiosa por escuchar lo que tenía que decir.

Tenjou hizo una sonrisa bastante malvada y continuó.

“Marii, ¿alguna vez has pensado las cosas de esta forma? No es que veas a los demás como robots… sino que, de hecho, lo que ves es la realidad.”

“¿Qué?”

“En otras palabras, todos creemos que somos humanos, pero en realidad todos somos robots. Sí… todos somos robots que han sido enviados por alienígenas a invadir y conquistar la tierra.“

“¿Invadir? ¿Conquistar?”

“Sí. Esos alienígenas nos dieron una forma humana y recuerdos para que pudiéramos mezclarnos con la sociedad humana con mucha facilidad y no nos distinguieran de humanos reales. No tenemos muchas diferencias. Todos hemos olvidado que los alienígenas nos pidieron mezclarnos en este planeta, pero cuando llegue el momento, nuestros recuerdos de robots invasores resurgirán y comenzaremos nuestro dominio total del mundo.

Pero nadie lo recuerda en este momento.

Tú, y solo tú, puedes vernos como realmente somos. Eres la única que puede ver la realidad de nuestra situación, la única que puede salvar este planeta. Hmm… o tal vez no sea eso. Es posible que ya hayamos terminado nuestro invasión, y todos los robots piensen que son humanos, y tú seas la ultima humana real. ¿Qué vas a hacer si eso es verdad?

A medida que Tenjou se adentraba cada vez más en su historia, sentí como mi cabeza explotaba.

Yukari le dirigió una mirada a Tenjpu, le dio una sonrisa, y le respondió.

“…Umm, Ten-chan… Creo que Gaku-chan no se pondrá muy feliz cuando me escuche decir esto, pero…”

“¿Qué es?”

“Siempre he pensado que lo que ven mis ojos es la verdad.”

Cuando Yukari dijo eso, sentí que sus ojos se veían especialmente claros y dominantes.

Eso solo me hace pensar que Yukari… debe ser una persona muy fuerte.

Bueno, en retrospectiva, eso era bastante obvio. Con esa forma diferente de ver el mundo, Yukari definitivamente ha sido probada una y otra vez, sin embargo, seguía aquí, superando todos esos desafíos. En ningún sentido era débil. El mundo no se lo permitiría.

Sin importar lo que le mostraran sus ojos púrpura, Yukari definitivamente nunca perderá.

Si alguien tuviera que perder, de seguro no sería Yukari…

Sino las personas a su alrededor.

Capítulo 9 — Marii, ¿qué es lo que ven tus ojos?

“Umm, Presidenta. Mi amigo tiene una carrera mañana y me estaba preguntando si habría sol.”

“Oh, hoh hoh, Marii-chan, le tienes mucho afecto a tus amigos… Hmmm. Sí, parece que el cielo nos está sonriendo el día de hoy, no me sorprendería que el sol nos honre con su presencia el día de mañana.”

“Wah. ¿En serio? ¡Excelente, gracias! Pero, ¿por qué estás hablando así?”

“….Si ibas a decirlo, hubiera preferido que no fueras tan directa…”

Los pronósticos meteorológicos de nuestra presidenta de la clase casi nunca eran erróneos.

Seguir leyendo Capítulo 9 — Marii, ¿qué es lo que ven tus ojos?